Una historieta es una forma de contar una historia, con la diferencia que lo haces de manera visual y secuencial. Visual por que lo dibujas y secuencial por que cada viñeta (cuadro) guarda relación con la anterior y posterior.

Para dibujar comics necesitas en primer lugar cosas que no tienen mucho que ver con el dibujo o los materiales. Según mi experiencia necesitarás tres cosas:

  • Determinación

Tal vez no te suene importante, pero podría decir que son muchas más las historietas que se quedan a medio terminar que las que se publican realmente. Por eso si quieres comenzar a hacer tu propia historieta ponte como meta terminarla a toda costa, lo mejor para aquello es pensar en una historia breve de no más de 4 ó 6 páginas son suficientes para contar una historia.

Pero recuerda; si la empiezas, la terminas.

  • Una buena historia

Es el elemento que debe hacer que el lector decida llegar hasta el final de tu historieta y en lo posible querer más. Puedes hacer un buen cómic con una buena historia y un mal dibujo pero no resulta a la inversa.

Hay un elemento complementario a la historia que también es de suma importancia; el ritmo con que la cuentas. El ritmo en la historieta tiene relación con los elementos que consideres en cada viñeta, que porción de historia aporta cada una y el espacio que debe completar el lector entre ellas. Pienso que la lectura, la observación y la práctica haciendo cómic te harán mejorar el ritmo con el que cuentas tus historias.

Trabaja muy bien tu historia antes de comenzar a dibujarla.

  • Un medio donde publicarlas

Es un elemento necesario, dado que normalmente no haces un cómic para guardarlo probablemente vas a querer que muchos lo lean, lo compren y hablen de él.

No esperes conseguir una editorial y una publicación en tu primer trabajo (aunque puede ser posible). Probablemente hoy estemos en una época en que es muy fácil autogestionar tu trabajo y publicarlo en distintos medios a muy bajo costo o gratis. Las nuevas tecnologías de impresión hacen que sea bastante accesible la publicación por medio de un servicio de impresión o por tus propios medios como impresoras caseras o fotocopiadoras. Además puedes probar el creciente mundo de los webcómic, lo que es gratuito, de amplia distribución y relativamente fácil de implementar.

Como hago mis cómic

Lo primero es una advertencia: No soy ningún referente respecto a ésto, me he formado sólo y mi forma de trabajar es la que me resulta cómoda hasta ahora.

Es muy común que en el proceso de creación de una historieta, sobre todo en las profesionales, el trabajo se divida entre muchas personas con funciones específicas; guionistas, dibujantes, entintadores, coloristas y editores. Sin embargo en el mundo del cómic autogestionado encontrarás a una persona que hace todo ése trabajo y ése es mi caso.

Entonces ya te habrás dado una idea de los pasos que debo seguir hasta tener terminado mi trabajo:

Una buena historia

El guión

El storyboard

Dibujo

Entintado

Colores

Edición