Coloreado

A diferencia del paso anterior, en ésta etapa en lo personal me gusta ocupar del mismo modo el recurso tradicional y el digital. Para el recurso natural únicamente me he valido de acuarelas en pastillas y en lápices acuarelables, mientras que lo digital te permite muchas posibilidades de simulación de técnicas.

El color tradicional modifica el modo de trabajo, dado que la acuarela normalmente la aplicas entremedio del dibujo (que debe ser muy tenue) y el entintado. No se si sea un gran aporte pero paso a detallar mi modo de trabajo (básico) con acuarelas:

  1. Ya te habrás dado cuenta que el mismo nombre dice algo, las acuarelas son casi pura agua, por tanto no puedes utilizar cualquier papel, considera un papel de un gramaje alto (150 a 300 grs), pues no se hincha ni arruga tanto.
  2. El color de la acuarela es transparente, por tanto todo lo que está debajo será visible. El dibujo deberá tener un trazo ligero que te permita cubrirlo posteriormente con el entintado. Otra técnica que puedes usar es calcar en otro papel el dibujo, poniéndolo a contraluz en una ventana o usando una mesa de luz.
  3. Cada capa de color que se seque y se superponga con otra capa, se multiplicará con la capa de color de abajo, es decir, si aplicas una capa de color celeste y luego otra igual encima, el color de unión de ambos será un celeste más intenso. La aplicación del color se hace siempre sobre húmedo. Si esperas a que se seque el efecto probablemente no sea el esperado.

Por su parte el color digital se realiza después del entintado, se escanea el dibujo, se ajustan sus niveles y la transparencia. Luego pintar dependerá básicamente del artista.

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑